10 Fundamentos para una alimentación saludable

Los fundamentos para una alimentación saludable para reducir grasas y eliminar líquidos empiezan por:

No saltarte ninguna comida y cenar lo más temprano que puedas, para poder hacer un ayuno nocturno de entre 8 y 12 horas y poder realizar un descanso reparador.

A continuación te presentamos los 10 puntos básicos a seguir para empezar una alimentación saludable, cambiar los hábitos y empezar el plan #ApuntoconSkeyndor

1. Sustituye los cereales refinados por integrales de espelta o kamut y en lo posible sin gluten; mijo,trigo sarraceno, quinoa....

2. Elimina la sal refinada por sal marina, himalaya, gomasio, tamari, algas, hierbas secas....

3. Elimina el azúcar blanco por azúcar integral, de coco, xilitol, estevia, sirope de agave, sirope de arce o melaza de arroz....

4. Reduce el consumo de carnes, pescados y productos lácteos que no sean de procedencia ecológica (así evitaremos que estén tratados con antibióticos y hormonas) y elimina los productos procesados, comidas rápidas, alimentos fritos, embutidos....

5. Aumenta el consumo de fibras para ayudar al arrastre de toxinas: chía, lino, hojas verdes, crucíferas, pshyllium, hierba de trigo, semillas como el sésamo, cañamo, calabaza o girasol, almendras....

6. Consume grasas saludables, aceite  de primera presión en frio, aguacate, aceite de coco, aceite de linaza, las semillas de chía y de cáñamo, pescados pequeños como las sardinas y los boquerones.... no mezclar más de dos grasas en una comida.

7. Bebe dos litros de agua de calidad para poder eliminar líquidos, podemos saborizarlas con jengibre, pepino, limón, canela, cúrcuma.... Puedes beber líquidos tomando infusiones (cardo mariano, boldo, cola de caballo...) y caldos depurativos.
Toma zumos y batidos de frutas y verduras 2 veces al día. Muy importante las hojas verdes y frutas con poca azúcar (la finalidad es poder llegar a tomar 1 sola fruta y el resto verdura).

8. Consume los alimentos enteros frescos, con mucho colores y cargados de nutrientes. Frutas y verduras y hojas verdes (berros, espinacas, acelgas, lechuga, canónigos...).

9. Toma probióticos en ayunas para ayudar a reponer las bacterias beneficiosas para nuestro intestino.

10. Añade a tus platos un puñado de legumbres, puede ser en forma de pate como un humus o mezclados en ensaladas o caldos (garbanzos, lentejas rojas, azukis) siempre acompañados de un alga kombu que lo hará más digerible y te aportará minerales.

Y recuerda masticar muy bien la comida! Cuanto más lo hagas más fácil nos resultara la asimilación de los alimentos.

Lou Mateos, Experta en reeducación alimentaria y Coach de alimentación